Skip to Content

Cultivo

Cultivo

MAPFRE ofrece una serie de recomendaciones de uso para los clientes que hayan contratado el Seguro para Cultivos.

Para poder acceder correctamente a todas las prestaciones del Seguro para Cultivos de MAPFRE es importante seguir una serie de recomendaciones de uso. Detallamos las más relevantes a continuación:

  • Si después de haber expedido la póliza, se comprueba que el cultivo había sido dañado por granizada anteriormente, sin haber denunciado la fecha exacta, el seguro quedará nulo sin derecho a ninguna indemnización ni devolución del premio.
  • En el caso de que la superficie real del cultivo asegurado resulte inferior a la consignada en la póliza, la suma asegurada total se reducirá en la cantidad que corresponda. En caso contrario, cuando la superficie real del cultivo asegurado sea mayor que la consignada, se reajustará el valor asegurado por hectárea.
  • El asegurado está obligado a realizar los trabajos de buena agricultura reclamados por la especie y estado de vegetación de los productos, sin hacer abandono del cultivo asegurado bajo ningún pretexto.
  • El asegurado tiene que comprometerse a no comenzar la siega o recolección en la parte de la plantación que se haya excluido del seguro sin haberla concluido antes en el área asegurada.
  • El asegurado no puede realizar pastoreo en los predios asegurados.
  • Tanto el asegurado como la Compañía tiene derecho a rescindir el contrato sin expresar causa, siempre que se haga por escrito.
  • En caso de siniestro, el asegurado está obligado a emplear los medios a su alcance para aminorar las consecuencias, comunicar el incidente a la Compañía dentro de los tres días de ocurrido, no permitir la entrada de animales en el área asegurada y no remover los productos afectados por el siniestro sin previo consentimiento de la Compañía.
  • Si no existen motivos de rechazo del siniestro, la Compañía pagará el importe de la indemnización debida al asegurado en un plazo máximo de 60 días.
Ir arriba