Skip to Content

Póliza Rural

Póliza Rural

MAPFRE ofrece una serie de recomendaciones de uso para los clientes que hayan contratado la Póliza Rural.

Para poder acceder correctamente a todas las prestaciones de la Póliza Rural de MAPFRE es importante seguir una serie de recomendaciones de uso. Detallamos las más relevantes a continuación:

  • El asegurado debe declarar a la Compañía, antes de la conclusión del contrato, todas las circunstancias que conozca y que puedan influir en la valoración del riesgo. En caso contrario, la Compañía puede rescindir el contrato en el momento en que tenga conocimiento de que el asegurado ha incurrido en reserva o inexactitud.
  • Cualquiera de las partes tiene derecho a rescindir el contrato sin expresar causa, siempre que se haga por escrito.
  • Si varían las circunstancias en que se encuentran los bienes asegurados, se ha de comunicar a la Compañía cuando determinen un agravamiento del riesgo.
  • En caso de siniestro, el asegurado está obligado a emplear los medios a su alcance para aminorar las consecuencias, interrumpir el funcionamiento de cualquier elemento del equipo dañado, tomar todas las precauciones para evitar los daños, dar aviso a las autoridades, informar a la Compañía y entregarle toda la documentación necesaria para determinar las causas del incidente. Además, el asegurado también debe conservar los restos y vestigios del siniestro, tomar las medidas de seguridad necesarias para evitar el hurto y poner a disposición de la Compañía todos los bienes que se recuperaren después del siniestro.
  • La Compañía, cuando ocurra un accidente, podrá penetrar y tomar posesión de los edificios siniestrados; tomar posesión o exigir la entrega de cuantos objetos se encontrasen en los locales donde haya ocurrido el siniestro; y tomar posesión de cualquiera de dichos bienes para examinarlos, clasificarlos, repararlos o trasladarlos.
  • El asegurado no podrá en ningún caso hacer abandono total o parcial de los bienes asegurados, se encuentren o no afectados por el siniestro, y hayan sido o no tomados por la Compañía.
  • La Compañía pagará el importe de la indemnización debida al asegurado en un plazo máximo de 30 días después de que éste haya cumplido con todas sus obligaciones.
Ir arriba