Skip to Content

Comercio

Comercio

MAPFRE ofrece una serie de recomendaciones de uso para los clientes que hayan contratado el Seguro de Comercio.

Para poder acceder correctamente a todas las prestaciones del Seguro de  Comercio de MAPFRE es importante seguir una serie de recomendaciones de uso. Detallamos las más importantes a continuación:

  • El asegurado tiene el deber de declarar, antes de la conclusión del contrato, todas las circunstancias conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo.
  • Si el asegurado incurre en reserva o inexactitud en sus declaraciones y éstas pudieran influir en la valoración del riesgo, la Compañía puede rescindir el contrato.
  • Si la póliza se contrata por un periodo anual quedará automáticamente prorrogado por un periodo de igual duración, salgo que alguna de las partes se oponga.
  • Cualquiera de las partes tiene derecho a rescindir el presente contrato sin expresar causa, cuando lo consideren conveniente, siempre que la comunicación respectiva se realice por escrito.
  • El asegurado debe comunicar a la Compañía las circunstancias que agraven el riesgo. Si ésta no acepta la modificación, podrá rescindir el contrato.
  • Al ocurrir un siniestro, el asegurado está obligado a emplear los medios a su alcance para aminorar las consecuencias del siniestro, interrumpir el funcionamiento de cualquier elemento del equipo dañado, dar aviso a las autoridades, informar de inmediato a la Compañía por escrito y entregar toda la documentación necesaria que explique las causas del siniestro y las circunstancias.
  • La Compañía tiene derecho a penetrar y tomar posesión de los edificios o locales siniestrados, exigir la entrega de cuantos objetos pertenecientes al asegurado se encontraran en el momento del siniestro y tomar posesión de cualquier bien a efectos de examinarlos, clasificarlos, repararlos o trasladarlos.
  • El asegurado no podrá en ningún caso hacer abandono total o parcial de los bienes u objetos asegurados, ya se encuentren o no afectados por el siniestro.
  • La Compañía pagará el importe de la indemnización en un plazo máximo de 30 días luego de cumplidas por parte del asegurado todas las obligaciones establecidas en la misma.
Ir arriba